La música que llevas dentro

Algunos tienen la suerte de conocer su música interior a temprana edad, otros nos tornamos en un camino nubloso sin identificar la grandeza que se nos ha concebido, sin embargo, siempre existen atisbos, luces o señales sobre para lo que fuimos hecho, y aun así muchas veces apagamos la voz, hay una parte de responsabilidad total en aquella decisión, a sabiendas que somos el instrumento perfecto para aquello, no hemos sido capaces de dejar salir lo que con fuerza nos golpea el corazón para salir a resplandor, ¡pero qué barbaridad! sobre todo porque aunque no quiera caer en el pesimismo te y me recuerdo que tenemos el reloj en descuentos cada día y nos podemos ir con la música dentro.  Lo sé, nadie nos enseñó a tocar, nadie nos enseñó a componer, nadie nos explicó cómo se tocan esas notas, y es que, es más profundo y complejo de explicar, si todos fuéramos excelentes músicos brillando y tocando a la vez, desequilibraríamos al estratega mayor, y en los momentos en que nos esperanzamos ¡cuidado ! aparecerán otros mecanismos de desvíos, te tratarán de decir que eres el mejor músico y que puedes tocar todos los instrumentos que deseas y te propongas, es más, te darán la receta mágica que tanto buscábamos, suena muy atractivo y seductor, pero te tengo una mala noticia es totalmente falso, no podemos tocar todos los instrumentos que deseamos y de forma mágica, solo podemos descubrir y tocar el que ha sido perfectamente diseñado para ti.

0 20